El Equipo de Apoyo Estudiantil de Academia Antonia Alonso

El enfoque de La Academia con respecto al éxito estudiantil se ha desarrollado mientras la comunidad académica ha aprendido de los resultados de estudiantes desde el origen de Academia Antonia Alonso. A partir del año escolar 2017-2018, el Equipo de Apoyo Estudiantil se ha hecho más estratégico, estructurado y diversificado, ahora comprendiendo un psicólogo, consejero escolar, decanas de cultura y ambiente escolar, adjunto al decano de cultura y ambiente escolar, evaluador educativo, entrenador didáctico, especialista en crisis familiares, y el apoyo de afiliados post doctorales. A través de la aplicación intencionada de un sistema de intervención del comportamiento a nivel escolar que se creó a través de la lente de la compasión, el Equipo de Apoyo Estudiantil continuará a trabajar para apoyar a los estudiantes de La Academia mientras desarrollen sus versiones del éxito tanto dentro como fuera del aula.

Lo siguiente es una declaración escrita de nuestros principios e intenciones como miembros del Equipo de Apoyo Estudiantil de Academia Antonia Alonso. Estos principios nos llenarán de una determinación y nos ayudará a focalizar nuestro compromiso y nuestra dedicación en los niños, padres e instructores de La Academia.


Equipo de Apoyo Estudiantil: UN MANIFIESTO

Los miembros del Equipo de Apoyo Estudiantil son defensores apasionados de los niños, padres e instructores de Academia Antonia Alonso. Somos un grupo de profesionales colaborativos y comprometidos que está organizado y que opera con integridad, respeto y amabilidad. Trabajamos como una unidad cohesiva y equilibrada con una mentalidad atenta al desarrollo para garantizar e inspirar a estudiantes alegres y seguros. Consideramos los problemas como oportunidades para el crecimiento, y aplicamos distintos enfoques a la resolución de problemas. Estamos comprometidos a crear estructuras y soportes eficientes y eficaces para alcanzar las necesidades de nuestros niños, padres y maestros. Nuestras decisiones están firmemente basadas en la misión, la visión y los valores centrales de la escuela.  El camino de cada uno de nosotros comienza ahora mientras nos comprometemos a vivir por estos principios todos los días.


Los Pilares de Academia Antonia Alonso

La comunidad escolar de La Academia se esfuerza por vivir los valores “UNIDOS” todos los días. La cultura, la misión, y la visión están construidas y basadas en nuestros cuatro Pilares. Academia Antonia Alonso sirve de una Escuela Compasiva utilizando el enfoque del Aula Sensible. La disciplina escolar se centra en la Justicia Restaurativa para incentivar la reflexión y la aprobación incondicional en la comunidad. La Academia procura equipar a los estudiantes con las habilidades socio-emocionales para convertirse en agentes de cambio positivo en la comunidad local, nacional, y global a través de la Atención Plena.


Escuelas Compasivas

Academia Antonia Alonso es parte del “School District Learning Collaborative” (Cooperativa de aprendizaje del distrito escolar) del estado de Delaware, un grupo de escuelas que están activamente involucradas en la aplicación del modelo de “Trauma-Informed Compassionate Schools” (Escuelas compasivas informadas en el trauma). Esta cooperativa se reúne trimestralmente para conversar sobre la implementación, compartir estrategias eficaces e historias de éxito, y promover el concepto general de ser una Escuela Compasiva. La Academia tiene un comité de Escuelas Compasivas (compuesto por Decanos, un Consejero Escolar, y dos Instructores) que trabaja para traer estas ideas a nuestra cultura y nuestro ambiente.

El modelo de Escuelas Compasivas beneficia a todos los estudiantes, pero se concentra en estudiantes que están crónicamente expuestos al estrés y al trauma en sus vidas. Nuestra meta es crear aulas compasivas que alimenten una actitud compasiva entre todo el personal escolar. Educando a nuestro personal para que se hagan sensibles al trauma, es nuestro deseo crear un ambiente y una cultura alentadores y saludables en La Academia donde los estudiantes puedan participar en el aprendizaje porque se sienten seguros y atendidos.

La implementación del modelo de Escuelas Compasivas motiva a los alumnos a tener una conexión positiva con los miembros del personal, a base del respeto mutuo. Todos trabajamos juntos para proveer un ambiente seguro y acogedor en el cual los estudiantes puedan fomentar el espíritu del equipo además de desarrollar sus fortalezas individuales. Todo el personal de La Academia se esfuerza por conocer y comprender a nuestros estudiantes para que podamos apoyar su desarrollo en asuntos académicos, habilidades emocionales, y regulación emocional.

El “Delaware Positive Behavior Support Project” (Proyecto de apoyo a la conducta positiva de Delaware) está patrocinado por la Universidad de Delaware, Facultad de Educación y Desarrollo Humano. Esta iniciativa se basa en los conceptos de sistemas de apoyo conductual con varios niveles y promueve la creación de ambientes seguros y compasivos para que los niños se desarrollen académica, social, y emocionalmente. Este proyecto se enfoca en equipar a los instructores de Delaware con las herramientas y los conocimientos requeridos para crear un saludable ambiente de aprendizaje para los estudiantes basado en “Positive Behavior Support” (Apoyo a la conducta positiva).


Aulas Sensibles

La “’Responsive Classroom’ (Aula sensible) es un enfoque de instrucción con base empírica que se centra en la fuerte relación entre el éxito académico y el aprendizaje socio-emocional. El enfoque del Aula Sensible empodera a los educadores a crear comunidades de aprendizaje seguras, alegres, e interesantes en las que todos los estudiantes tengan una sensación de pertinencia y se sientan importantes.” (www.responsiveclassroom.org)

El enfoque del Aula Sensible consiste en un conjunto de prácticas y estrategias que construyen competencias académicas y socio-emocionales. Hay seis principios que guían el Aula Sensible.

 

Los principios del Aula Sensible son:

  1. Enseñar habilidades sociales y emocionales es igual de importante que enseñar contenido académico.
  2. La manera en que enseñamos es igual de importante que lo que enseñamos.
  3. Un gran crecimiento cognitivo ocurre a través de la interacción social.
  4. Lo que sabemos y creemos de nuestros alumnos (individualmente, culturalmente, y en cuanto al desarrollo) conforma nuestras expectativas, reacciones, y actitudes acerca de esos estudiantes.
  5. El modo en que trabajamos juntos como adultos para crear un ambiente escolar seguro, alegre, e incluyente es igual de importante que nuestra contribución o competencia individual.
  6. Asociarse con las familias es igual de importante que conocer a los niños que enseñamos.

 

Los Cuatro Dominios Clave del Aula Sensible:

Estudios académicos interesantes Los adultos crean tareas de aprendizaje que son activas, interactivas, apropiadamente estimulantes, significativas, y relacionadas con los intereses de los alumnos.

 

Dirección efectiva del aula Los adultos crean un ambiente calmado y organizado que promueve la autonomía y permite a los estudiantes que se concentren en aprender.

 

Comunidad positiva en el aula Los adultos alimentan una sensación de pertinencia, importancia, y seguridad emocional para que los estudiantes se sientan cómodos al tomar riesgos y al trabajar con una variedad de sus pares.

 

Conciencia del desarrollo Los adultos utilizan el conocimiento del desarrollo juvenil, junto con observaciones de los estudiantes, para crear un ambiente de aprendizaje apropiado para el desarrollo.

 

 

 

Las Prácticas Centrales del Aula Sensible:

Modelaje interactivo Una práctica explícita para los procedimientos y rutinas de enseñanza (tales como los para entrar en y salir del aula) además de las habilidades académicas y sociales (tales como relacionarse con el texto o dar y aceptar la retroalimentación).

 

Lenguaje de instructor El uso intencionado de lenguaje para apoderar a los estudiantes para que participen en su aprendizaje y desarrollen las habilidades académicas, sociales, y emocionales que necesitan para tener éxito dentro y fuera de la escuela.

 

Consecuencias lógicas Una respuesta no punitiva al mal comportamiento que permite a los maestros que pongan límites claros y a los estudiantes para que corrijan y aprendan de sus errores mientras mantengan su dignidad.

 

Estructuras interactivas de aprendizaje Actividades con un propósito que dan a los estudiantes oportunidades para relacionarse con el contenido de maneras activas (prácticas) e interactivas (sociales).

 

Reunión matutina Todos en el aula se reúnen en círculo por veinte o treinta minutos al principio de cada día escolar y procede por cuatro componentes consecutivos: el saludo, la compartición, la actividad en grupo, y el mensaje de la mañana.

 

Establecimiento de reglas El instructor y los estudiantes trabajan juntos para nombrar objetivos individuales para el año y establecer reglas que ayuden a todos a alcanzar esos objetivos.

 

Actividades energizantes Actividades breves y alegres para todo el grupo que se usan como pausas entre lecciones.

 

Momento de tranquilidad Un breve período de transición relajado y consciente que tiene lugar después del almuerzo y recreo, antes de que el resto del día escolar continúe.

 

Despedida en círculo Una reunión de cinco o diez minutos al final del día que promueve la reflexión y la celebración a través de participación en una o dos actividades breves.

 

Disciplina del Aula de Respuesta

El Aula Sensible establece un ambiente positivo para el aprendizaje enseñando y demostrando la conducta positiva para los niños. Empezando con las esperanzas y los sueños de cada estudiante, la clase entonces crea reglas para ayudar a lograrlos. Creemos que los niños están más dispuestos a seguir las reglas que han ayudado a crear.

El Aula Sensible utiliza lenguaje de refuerzo que nombra comportamientos concretos y específicos, refleja metas y valores importantes, y describe el progreso del aprendizaje.  El lenguaje de refuerzo usa recordatorios (en forma de pregunta o de afirmación) y lenguaje de redirección (directo y específico).

El enfoque “Responsive School Discipline” (Disciplina sensible en la escuela) es una manera de crear un ambiente escolar que permita un óptimo crecimiento académico y social en los alumnos. Este enfoque apoya la conducta positiva de los niños y los ayuda a desarrollar la autodisciplina y las destrezas para trabajar y aprender en cooperación con los demás.

 

Medidas para lograr la Disciplina Sensible en la Escuela:

  1. Asegurarse de que todos los adultos de la escuela tengan expectativas coherentes en cuanto a la conducta de los estudiantes.
  2. Proveer al personal de desarrollo profesional en la enseñanza de conducta positiva.
  3. Establecer trámites al nivel escolar para responder al mal comportamiento.

 

Responder al mal comportamiento:

  • Señales visuales y verbales
  • Aumentar la proximidad del maestro
  • Lenguaje recordatorio y de redirección
  • Consecuencias lógicas

 

Las características de las consecuencias lógicas son:  Respetuoso, Relacionado, y Realista. Algunos ejemplos de estas son: “si lo rompes, lo arreglas”, la pérdida de privilegios, o un tiempo fuera positivo.  Las consecuencias lógicas ayudan a los niños a reconocer los efectos de sus acciones para que puedan desarrollar controles internos. Esto se diferencia de un modelo de castigo, el cual utiliza controles externos que hacen que un niño se sienta avergonzado o mal de cierta forma.  Utilizando herramientas del Aula Sensible, nos esforzamos a enseñar a los niños estrategias para calmarse, recuperar la concentración y el autocontrol.  En La Academia, usamos el tiempo fuera “maestro-amigo” el cual permite que un niño haga una pausa en otra aula y luego vuelva cuando esté listo para involucrarse de nuevo con su clase. También alentamos la autorreflexión después de que haya sucedido un mal comportamiento.


La Atención Plena

La Justicia Restaurativa es un enfoque holístico del comportamiento que se centra en el reparar los daños a través de procesos incluyentes que involucran a toda parte interesada. Desplaza el foco de disciplina del castigo al aprendizaje, y del individuo a la comunidad. Es una respuesta a las infracciones que promueve la curación y la restauración de las vidas impactadas por ellas.

Academia Antonia Alonso utilizará las prácticas de Justicia Restaurativa como parte de la cultura, el ambiente, y las expectativas de nuestra escuela para construir una comunidad que se comprometa a involucrarse en procesos que mantienen seguros a los estudiantes. Cuando los estudiantes se presentan como participantes de pleno derecho son capaces de quedarse en una relación segura entre sí y con la comunidad. Cuando se viole o se dañe una relación, al estudiante se le alentará a asumir la responsabilidad y luego a reparar el daño hecho a la comunidad escolar. Los estudiantes estarán encargados y tomarán dominio personal del sistema de justicia de la comunidad escolar.

El modelo de Justicia Restaurativa conlleva la discusión de incidentes que ocurren en la comunidad. A cada parte se le anima a expresar su perspectiva en discusiones cooperativas que incluyan a todas las partes interesadas discutiendo el incidente en cuestión y llegando a un acuerdo que restablezca la relación entre las partes y la comunidad. Cuando las consecuencias se llevan a cabo correctamente, los estudiantes comprenden y aprenden de las consecuencias de sus acciones porque han formado parte del proceso. Es más, las consecuencias son razonables como se han hecho cuidadosamente. La Justicia Restaurativa intenta resolver el problema, imponer consecuencias justas, fomentar el entendimiento, y ajustar el comportamiento estudiantil. Con las prácticas de la Justicia Restaurativa, nuestra meta es trabajar con los estudiantes para alcanzar una solución en vez de simplemente imponer un castigo.


La Atención Plena

La Atención Plena es la práctica de cultivar una conciencia enfocada. Enseña a los estudiantes el modo de concentrarse en el presente prestando atención a los pensamientos, los sentimientos, y el ambiente circundante. Cuando uno exhibe la Atención Plena, uno es consciente de las sensaciones de su cuerpo sin juzgarlas. La Atención Plena no significa solamente ser consciente de las sensaciones de uno, sino aceptar lo que son.

Una de las ventajas de la Atención Plena es que ayuda a uno a involucrarse plenamente en las actividades. Permite a un participante ganar una mayor capacidad de enfrentar los eventos adversos, aprender maneras de lidiar con la ansiedad, fortalecer la autoestima, e identificar las técnicas para aliviar el estrés. Las investigaciones han mostrado que la Atención Plena también reduce el impacto del trauma y mejora el resultado de los alumnos.

La Atención Plena se practica en Academia Antonia Alonso como un enfoque de disminución de los síntomas del estrés, la ansiedad, y la depresión. La Atención Plena equipa a los estudiantes y a los adultos con la capacidad de lidiar con las situaciones desafiantes, resolver conflictos y sentir compasión y empatía por sí mismos y por los demás.

El objetivo de enseñar la Atención Plena en nuestra escuela es crear una cultura de autoconciencia y bienestar en la cual los estudiantes sean capaces de tener éxito al aguantar el estrés y el trauma y de superar los retos involucrándose deliberadamente en las actividades que aumentarán su aprendizaje.

La Academia está comprometida a traer actividades de Atención Plena a los alumnos y al personal para enriquecer la cultura escolar.